Los Invisibles, superhéroes gráficos


Esta historia con banda sonora de Hans Zimmer se ambienta en un mundo lleno de conspiraciones y corrupción política. Un mundo gris, bombardeado constantemente por malvados villanos sin sentido común, elegidos líderes por la ciudadanía gracias a una operación de inducción hipnótica a escala mundial. “Donde la paranoia es una técnica de supervivencia”, la gente tiene que huir y reunirse en secreto, atemorizada de que los opresores carguen contra ella. No muy lejos de la realidad, nos encontramos en una disputa constante donde como dice nuestro entrevistado, cada decisión política nos afecta cada vez más tanto de manera inmediata como a corto y a largo plazo . En esta ciudad en guerra constante, Mason Lang (Jordi Pallarés) ha decidido actuar y ha reclutado a una organización secreta de superhéroes para combatir la opresión que vivimos y conseguir que la ciudadanía se una.


Se trata de Ragged Robin (Grip Face), Lord Fanny (Lourdes Santandreu), Jack Frost (Marc Peris y Llorenç Pérez), King Mob (Javier Siquier), Boy (Javier Garló), Jim Crow (Álvaro Pascual) y Jolly Roger (Tià Mas). Mason Lang (Pallarés) se oculta detrás de los focos, dirigiendo la operación. Nos hemos reunido con él en un bar de un barrio subterráneo de Palma para que nos cuente un poco de que va este proyecto llamado “Los Invisibles. Gràfiques i intervencions polítiques comissariades per Jordi Pallarés”.


Según nos cuenta, cuando comenzó con este proyecto supo que desde el principio debía de tomar como título el de Los Invisibles. Tenía que ser así. Y fue investigando el título como dio a parar con el escocés Grant Morrison y su cómic “The Invisibles” (Vértigo, DC comics), que cuenta con diversos volúmenes ilustrados por diferentes artistas pero siempre con Morrison frente al guion. Y aunque en el cómic el líder del grupo es King Mob, Pallarés se ha apropiado de cada pseudónimo para representar a cada uno de sus guerreros. “He asignado a cada uno de ellos un personaje del cómic que tiene en común unas conexiones casuales, no solo por estética sino también por psicología. Cada uno tiene unas historias que creo que van muy bien con su superhéroe elegido.” Aunque quiere dejar claro que son superhéroes no porque tengan superpoderes sino porque tienen un cometido. Y el cometido es actuar. Tienen muy claro que están en un bando y no en otro.

“Este es un proyecto que está muy pensado para este momento. Nos encontramos en un instante en el que hay que hacer cosas más que nunca para que la gente piense y actúe. Hace tiempo que he estado dándole vueltas al tema y he querido trabajar con artistas que vienen del arte urbano y además ahí yo ya tengo mi experiencia y vinculación. Elegí a estas ocho personas porque desde mi punto de vista, de los que hay en la isla ellos son de los que más identidad gráfica tienen. Además son muy versátiles ya que trabajan paralelamente en la calle y en proyectos a otro nivel como podría ser este.”

A Pallarés le interesa la doble vertiente de la invisibilidad. Como dice, aquella en la que se utiliza la invisibilidad para hacer según que cosas que no harías de ser visible para los demás y el hecho de que los demás, al tomarte por invisible te hagan y deshagan sin tenerte en cuenta. “Tomando conciencia de esa invisibilidad le puedes sacar partido, pero si permaneces así a ojos de mucha gente, es una pasividad que ni conviene ni lleva a ningún sitio.”


Volviendo al cómic de Morrison, a Pallarés le cautivó la historia y terminó influenciándole más de lo que él pensaba que lo haría. “Es un cómic muy largo y complejo. Trata de una serie de personajes que se unen en contra de unos poderes que están manipulando la sociedad y consideran que hay que actuar. Está lleno de referencias políticas, culturales, cinematográficas… está muy vinculado a la cultura visual y eso me atrapó muchísimo”. Continúa diciendo que está lleno de frases tremendas sobre todo si las sacas fuera de contexto y que también se podrán ver en la expo.


Como en el tebeo, lo que quiere conseguir con este proyecto es que la gente actue, que reaccione. “El objetivo fundamental es darte cuenta que hay que actuar, hay que participar. No puedes permanecer pasivo, ni cruzarte de brazos. Tampoco puedes quedarte en el extrarradio de la sociedad porque cualquier decisión te está afectando muchísimo.”

Llevan reuniéndose desde hace mucho tiempo. Es un proyecto de comisariado horizontal. “Cuando hablo de comisariado horizontal, entiendo que el comisario es una persona que actúa al mismo nivel que los artistas. Está dialogando y negociando constantemente y provoca un proyecto a unas personas que considera capacitadas para el trabajo pero que a la vez quiere retroalimentarse continuamente.”


En este proyecto todas las obras son inéditas y producidas ex professo para la exposición.
“Hemos tenido muchos debates, discusiones y he sido muy claro en que quería un trabajo específico para este proyecto. Quería que los trabajos se crearan pensando en que no es un proyecto donde las obras son sutiles sino directas. Tienen un tono directo, combativo, reflexivo… no hay momento para sutilidades. Obviamente siempre se ha respetado la identidad gráfica de cada uno de ellos y además ha sido un reto para todos y eso nos ha hecho crecer juntos”


Además de elaborar el material gráfico para la ocasión, hay también unos proyectos hechos fuera que se documentan dentro y otros que se harán durante el transcurso de la expo.Queremos que el proceso esté vivo. Que sea dinámico. Habrá un mapa donde se irán documentando toda una serie de intervenciones urbanas que irán satelizándose, está el tumblr y la página de facebook que se va actualizando diariamente. Queremos que la comunidad colabore de alguna manera. Esta todo pensado para interactuar.

Y lo primero que vemos de todo esto, es la identidad gráfica del proyecto. “Toda la gráfica está diseñada por Javier Siquier, que forma también parte de su proyecto. Está elaborada como identidad gráfica corporativa muy de superhéroe para la ocasión, creando una imagen que no pasa desapercibida y que vincula a un equipo, que evoca cierto poder. Lo que no somos conscientes de ese poder, somos muchos pero desconectados. Ha llegado el momento de que operemos, cooperemos, repensemos las cosas. Ir hacia un destino concreto.


Los Invisibles no somos un equipo de superhéroes politizado que pretende salvar la humanidad de los que abusan de ella. Nuestro cometido es el de elaborar proyectos intervencionistas como reflexión contra la presbicia de aquellos y aquellas que no quieren ver de cerca y optan por permanecer en la pasividad. Con este extracto del texto que Pallarés ha escrito para Los Invisibles nos despedimos.


Esperamos veros el viernes 19 de octubre en el Casal Son Tugores de Alaró a partir de las 18h donde comenzarán un ciclo de actividades que incluyen ganchillo y proyecciones y el sábado 20 a partir de las 20h para la inauguración de la exposición con música a cargo de Too Ugly To Prostitute.

Texto y foto: Ian Waelder


También te puede interesar:

Deja un comentario