Quince años de Museo Guggenheim

No hay duda que en materia artística contemporánea uno de los referentes en nuestro país es el Museo Guggenheim de Bilbao, que cumplió el pasado octubre quince años de historia. Quince años en los que se ha conseguido hacer llegar, a todo aquel que esté abierto a nuevas experiencias, la pasión por las nuevas técnicas, formas y texturas en una gran variedad de disciplinas artísticas. Hasta tal punto que esta pasión por el arte contemporáneo ha traspasado las paredes del museo y ha llegado a todos los rincones de la ciudad, convirtiendo Bilbao en un destino cultural y turístico extraordinario.

Coincidiendo con esta celebración, el Museo Guggenheim también ha querido hacer eco de sus dos exposiciones activas.

Egon Schiele es una exposición que consigue una completa aproximación al universo creativo de uno de los artistas expresionistas más significativos del siglo XX a través de un centenar de dibujos, gouaches, acuarelas y fotografías procedentes de la Albertina de Viena. Una perspectiva única de la evolución estilística de Schiele a lo largo de una intensa década de producción, interrumpida por su temprana muerte, y la fuerte influencia de su obra en la historia del arte y su consolidación a nivel internacional.





 

Claes Oldenburg, los años sesenta es la muestra más amplia hasta la fecha dedicada a la obra temprana, innovadora y emblemática realizada durante esa década por este artista sueco. A través de irónicas y agudas representaciones de objetos cotidianos de la década de los sesenta, Oldenburg contribuyó enormemente a la renovación de la escena artística norteamericana siendo clasificado como un artista fundamental de la performance, el arte de la instalación el Pop Art. Su trabajo tiene como punto de referencia el objeto de producción industrial y como este a través de nuevas formas consigue convertirse en transmisor de cultura y símbolo de la imaginación, los deseos y obsesiones del mundo capitalista.





De estas, y otras exposiciones y recorridos, pudieron disfrutar los 11 bloggers invitados desde distintas partes de España, Italia y Francia para poder explicar de primera mano con que intensidad se vive el arte contemporáneo tanto dentro como fuera del museo. Influyendo en otras ámbitos creativos como la gastronomía, el teatro y la arquitectura de la ciudad, que convierte a Bilbao en uno de los destinos más recomendables para dejarse llevar e inspirarse.


También te puede interesar:

Deja un comentario