7+1. Los mejores discos de 2012

Este 2012 ha sido especialmente fructífero para la música, a pesar del delicado momento que atraviesa el sector (o quizá debido a ello), el panorama pop no se resiente en cuanto a calidad: los ábumes de estudio publicados este 2012 han causado, probablemente, más de un dolor de cabeza en muchas redacciones de medios especializados a la hora de elaborar las famosas listas de lo mejor del año

En nuestra humilde pero intensa lista, 7+1 discos han prevalecido sobre muchos otros porque, seguro, los hemos escuchado hasta la saciedad, porque nos parecen apuestas interesantes, nos remueven en la silla y son nuestro ojito derecho.

No por ello olvidamos muchísimas de las propuestas de este año que  han quedado fuera: como los esperadísimos segundos álbumes de The xx, Mumford & Sons, Tame Impala, The Vaccines o Two Door Cinema Club; o los debuts en solitario de Benjamin Gibbard, Jack White o Paul Banks. Lo trabajos de clásicos como Paul Weller o Neil Young & Crazy Horse; las primeros LPs de bandas como Citizens!, Electric Guest, Poliça o John Talabot; o los nuevos trabajos de estudio de formaciones consolidadas como Sigur Ros, Grizzly Bear, Animal Collective o Beach House.

Después de esto, solo nos queda presentaros nuestra selección de lo mejor de 2012 en el habitual formato de 7+1, y preguntaros ¿cuáles han sido para vosotros los mejores discos de 2012?

1. Alabama Shakes – ‘Boys & Girls


Alabama Shakes, una formación del sur de Estados Unidos que congrega en su primer trabajo, ‘Boys & Girls’ (Rough Trade / Popstock!), todos los estilos nacidos en el Deep South: el blues, el soul y el rock.

‘Boys & Girls’ se compone de once canciones de corte clásico pero convincente y eficaz, rematadas por la característica y prodigiosa voz de su líder, Brittany Howards, y los fabulosos riffs de guitarra de Heath Fogg, quienes, desde que comenzaran en el instituto versionando a James Brown o Chuck Berry,  han evolucionado hasta dar con una fórmula que los hermana con grupos como The Black Keys o Jack White y, a la vez, los incluye en la nueva ola del soul junto a Amy Winehouse o Eli ‘Paperboy’ Reed.

2. Poolside – ‘Pacific Standard Time


En julio, los productores californianos Filip Nikolic y Jeffrey Paradise, se lanzaron a la piscina, nunca mejor dicho, con su primer larga duración: ‘ Pacific Standard Time’ (Day & Night Recordings), un trabajo compuesto a partir de sonidos electrónicos, tropicales y toques de synth pop; melodías y letras optimistas que nos regalan momentos ajenos a la realidad que nos rodea.

Filip Nikolic es un productor, DJ y multinstrumentista danés, que ha girado con Junior Senior y ha remezclado a bandas como Gossip o Chromeo. Por su lado, Jeffrey Paradise formó parte de The Calculators, la banda previa a la formación de The Rapture.

3. Father John Misty – ‘Fear Fun


Aunque no es el primer álbum de Joshua Tillman, Father John Misty parece un borrón y cuenta nueva que le ha salido bastante bien al ex batería de Fleet Foxes. Este experimentado aunque joven músico ha estado demasiadas ocasiones en la sombra: con solo 30 años ha girado y participado en la elaboración de discos de grupos como Fleet Foxes, Sharon Shore o Damien Jurado e, incluyendo éste, son ya ocho los discos en solitario los que tiene en su haber. Este 2012 ha publicado una obra definitiva, madura y llena de diamantes bien pulidos en forma de folk-rock con melodías insuperables.

‘Fear Fun’ fue concebido en un momento de crisis personal y supone un encuentro con uno mismo, un antes y un después en la carrera de J. Tillman que, por fin, brilla con luz propia.

4. Totally Enormous Extinct Dinosaurs – ‘Trouble


El house del siglo XXI está concentrado en el primer álbum de Orlando Higginbottom, también conocido como Totally Enormous Extinct Dinosaurs o TEED. ‘Trouble‘, editado por Polydor, es el trabajo dance de la temporada, sin ninguna duda. Las composiciones de Higginbottom, profesor de música de Oxford de formación clásica, se nutren de sonidos percutivos poco convencionales hasta ahora, melodías y estructuras con reminiscencias a la música casa de los 90 y una esencia casi científica.

TEED, además de creador y amante de los disfraces, ha pasado por su filtro temas de todo tipo de estilos y temas, desde Lady Gaga o Katy Perry hasta Friendly Fires o Space Ballad de Fur Coat, para convertirlos en remixes muy particulares.

5. Django Django – ‘Django Django


El año empezaba con la aparición de un disco tan llamativo como interesante. Django Django, una banda escocesa, aparecía en el panorama musical anglosajón con un disco lleno de experimentación y diversión sonora.

El pop de los Beach Boys y todos sus grupos coetáneos pasado por un filtro único, original y algo desvergonzado que  ha resultado ser uno de los mejores trabajos lanzados este 2012: art rock, psicodelia y electrónica de la mano de cuatro estudiantes de arte que ha convencido de manera unánime a la crítica especializada.

6. Fanfarlo – ‘Rooms Filled With Light


Evocadores, adultos y pletóricos. Así se presentaba Fanfarlo en su segundo disco. Después de un debut bueno pero con una recepción fría, quizá porque la sombra de Arcade Fire era demasiado larga, el grupo londinense acababa de definirse con ‘Rooms Filled With Light‘ (Warner), un trabajo que como ya os contábamos en ganchitos & pepsiboom, se mostraba mucho más resplandeciente que el primero, dejando atrás melodías algo más lúgubres y orgánicas para dar paso a una fusión de su indie pop con una electrónica suave, a veces incluso tropical – no es casualidad, pues, que el disco este producido por el productor de ‘Merriweather Post Pavillion‘ de Animal Collective, Ben Allen.

7. Portico Quartet – ‘Portico Quartet


El último álbum de Portico Quartet no aparecera en muchas listas este año, seguramente porque el cuarteto londinense no es otro grupo de indie rock o electropop, si no que es una formación de jazz, aunque no al uso.

Empezaron tocando en las calles de su ciudad de origen hace unos años, y es en este tercer trabajo homónimo donde afirman no poder negar la realidad que les rodea e incluir la electrónica -género indescutible en esta década y con una escena especialmente trascendente en su tierra- en su sonido, característico ya desde un principio gracias al Hang, un intrumento de percusión creado en 2000 a partir de investigaciones con acero y otros instrumentos de percusión resonante de todo el mundo.

+1. Alt-J – ‘An Awesome Wave


Estan siendo, desde luego, omnipresentes en las listas del año, los ganadores de un (polémico) Mercury Prize este 2012, se lo merecen. ‘An Awesome Wave‘ (Infectious Music) es una bocanada de aire fresco y, seguramente, supondrá un antes y un después en lo que a etiquetas y estilos se refiere en estos últimos tiempos. Alt-J resultan tan díficiles de clasificar como fáciles de asimilar, tontean con el folk y la electrónica, con el pop-rock más clásico, el trip-hop, e, incluso, le guiñan el ojo al hip hop.

El álbum, que se publicó en mayo, apareció sin ser apadrinado por ningún medio en particular y ha ido ganando adeptos a medida que pasaban los meses, ahora es, muy a pesar de Pitchfork -que lo puntuaba con un inexplicable 4,8-, la comidilla de blogs y medios especializados y, muy probablemente, la nueva banda favorita de muchos.

 



También te puede interesar:

Deja un comentario