Guille Faingold y su juego de luces

Cuando nos planteamos la coyuntura actual siempre nos vienen los mismos conceptos a la cabeza: CRISIS, ECONOMÍA, PARO y otras muchas palabras malsonantes que no os queremos recordar. Pero a menudo nos olvidamos de las oportunidades que esta situación nos presenta si le ponemos empeño y ganas. Este es el caso de Guille Faingold, que de su pasión por la fotografía hizo su profesión. Se considera autodidacta y, reconoce, estar aun en busca de su sello personal. Sin embargo, ha empezado perfilar un estilo que juega con la “imperfección de la luz” para crear sus composiciones, como él mismo asegura:

Trabajo (o he trabajado hasta ahora) básicamente en exteriores y en interiores con luz disponible. Nada de flashes. Soy autodidacta, y la luz natural me da mucho juego. Me gusta su imperfección. El hecho de que nunca sea la misma e intentar dominarla es un juego que me apasiona. Los atardeceres, los contraluces… me flipan.

Os dejamos con una muestra de su trabajo, en el que la figura femenina se une a los juegos de luz, para protagonizar composiciones que inspiran y sirven de ejemplo para aquellos que todavía se están pensando si se tiran o no a la piscina.















 


También te puede interesar:

Deja un comentario